5 cosas esenciales para la ilustración de libros infantiles

Un gran dicho «La ilustración de un libro infantil que no complementa una historia, al final, se convertirá en un ídolo falso. Dado que no podemos creer en una historia ausente, naturalmente comenzaremos a creer en la imagen misma».

Aquí he enumerado las 5 cosas esenciales para la ilustración de libros infantiles. Entonces empecemos.

1. Imágenes que representan palabras:

Una imagen puede hablar miles de palabras. Una imagen que cuenta una historia es un excelente enfoque para que los niños pequeños aprendan cosas nuevas. Estos pueden hacer que los libros sean divertidos, entretenidos y ayudar a los niños a desarrollar el amor por los libros. Ayuda a los niños a fortalecer sus habilidades de pensamiento crítico y visual. A los niños pequeños no les gusta tanto leer, por lo que transmitir la importancia de los libros a través de imágenes es una excelente manera.

2. Elección de color:

El color es un aspecto importante de las imágenes. Mejora el significado, mejora el reconocimiento de objetos, transmite la estructura, establece la identidad, mejora la usabilidad, comunica el estado de ánimo, expresa metáforas. Muestran las cosas reales que uno puede relacionar. Cada personaje tiene algunos colores y cada color representa algunas emociones, por lo que es obligatorio usar el color correcto para los personajes correctos. Los colores deben reforzar el mensaje y el estado de ánimo de la imagen.

3. Desarrollo del carácter:

Los personajes son algo con lo que los niños se relacionan directamente consigo mismos. Por lo tanto, es importante desarrollar un personaje que sea atractivo y que refleje la historia. El personaje tiene que sentir que le pertenece. Cada aspecto de tu narración tiene que tener sentido. Crear un personaje creíble es imprescindible para el éxito de cualquier libro infantil.

4. Ilustra la historia:

Hay una gran diferencia entre crear una imagen y narrar una ilustración. Una buena ilustración da vida a la historia. Sin la historia, la ilustración no tiene sentido. Para ilustrar una historia, el ilustrador necesita leer la historia y comprenderla para poder ilustrar la historia con toda justicia.

5. Ver desde la perspectiva de los niños:

No puedes hacer una ilustración exitosa de libros para niños si no piensas desde su perspectiva. La comprensión de tu audiencia y sus necesidades es necesaria para ser un buen ilustrador. Es imprescindible ilustrar algo que sea fácil de entender pero efectivo para los niños.

Puede aprovechar al máximo la ilustración de libros de sus hijos teniendo en cuenta estas pocas cosas esenciales y siguiéndolas para que pueda dibujar una ilustración lo suficientemente bien como para transmitir sus puntos a los niños.

Deja un comentario