Cómo usar Think-Alouds para enseñar comprensión lectora

Enseñar a los estudiantes a mantener un diálogo interno con el autor y el texto mientras leen es de vital importancia. «Hablar con el texto» aumenta significativamente la comprensión del lector y también promueve la retención. Sin embargo, esta no es una habilidad adquirida por ósmosis. Requiere modelado efectivo utilizando la estrategia Think-Aloud.

Los buenos lectores son expertos en practicar muchas estrategias metacognitivas. Esa es una gran palabra que significa «pensar sobre pensar». Las investigaciones muestran que el 50% de la comprensión lectora se basa en lo que el lector aporta al texto a modo de conocimiento previo y diálogo interno. Los estudiantes que practican las estrategias de autocontrol modeladas por los maestros que usan Think-Alouds tienen una mejor comprensión de lectura que aquellos que no lo hacen.

Aquí le mostramos cómo configurar un Think-Aloud efectivo con sus estudiantes:

1. Seleccione una lectura breve con un principio, un medio y un final.

2. Dígales a los alumnos que están a punto de ingresar a un mundo nuevo y extraño, ese es el mundo de sus pensamientos como lector. Dígales que sus pensamientos no serán los mismos que los de ellos.

3. Dígales que leer no es solo pronunciar palabras; es dar sentido a lo que el autor ha escrito. Dígales que pueden mejorar su comprensión lectora.

4. Comience a leer el texto por unas pocas líneas y luego modifique su voz (aumente el tono, baje el volumen o use un acento) para modelar lo que está pensando. Deténgase y explique lo que significó la alteración de la voz y mantenga esta alteración de la voz constante a lo largo del Think-Aloud.

5. Mantenga sus pensamientos concisos y enfocados en la lectura. No divagues con anécdotas personales. Comenta mucho más sobre el texto que sobre tu conexión personal con el texto.

6. No se exceda en la cantidad de pensamientos de Think-Aloud. Una vez cada párrafo o dos es correcto. No interrumpa el flujo de la lectura y pierda de vista el significado textual.

7. Habla con el texto y con el autor.

8. Pregunte a los estudiantes si creen que entendieron mejor el texto debido a sus pensamientos verbalizados que simplemente leyendo pasivamente sin pensamientos activos. Su respuesta será «Sí», si ha realizado un Pensamiento en voz alta efectivo.

9. Haga que los estudiantes practiquen sus propios Think-Alouds en parejas.

10. Repita Think-Alouds a menudo con textos narrativos y expositivos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario