Cuando leas un libro infantil no bebas tequila

La primera vez que le leí un libro infantil a mi hijo fue a la hora de dormir. Tenía unos tres meses y yo acababa de ser ascendido a padre de familia. Mi mujer estaba estudiando un posgrado. Llegaba tarde a casa y se quedaba dormida en el sofá después de cenar mientras yo mecía a Jordan para que se durmiera o le leía cuentos.

Empecé con «Buenas noches, luna», un clásico de Margaret Wise Brown que teníamos en casa. Pensé que a Jordan le gustarían los dibujos, pero no lo aceptó: Quería que el libro estuviera cerrado. Volví a intentarlo, esta vez leyendo en voz alta «Oso pardo, oso pardo», de Bill Martin Jr., Eric Carle y Tom Murphy, otro clásico con bonitas ilustraciones. De nuevo, no lo aceptó; de nuevo, quería cerrar el libro. Así que probé con otra cosa: «La oruga muy hambrienta», de Eric Carle y Karen Kaufman Orloff, un clásico moderno que cuenta la historia de una oruga que se abre camino a través de diferentes grupos de alimentos antes de emerger como mariposa.

Había estado bebiendo tequila.

Estaba leyendo un libro infantil a mi hija, que tiene cinco años.

El libro se llama «Si le das a un cerdo una tortita». Trata de un cerdo que tiene hambre y pide tortitas. Se las come todas y se queda dormido. Cuando se despierta, le duele el estómago, así que va a ver al médico. El médico le dice que no coma tanto de una vez y le da una medicina para aliviar su dolor de estómago.

Después de leer este libro, mi hija me preguntó si podía desayunar mañana tocino y huevos en lugar de panqueques porque a los cerdos les gusta más el tocino y los huevos que los panqueques. Me dijo que le iba a preguntar a su madre si podíamos hacer huevos con bacon mañana por la mañana en lugar de tortitas porque a los cerdos les gusta tanto más el bacon y los huevos que las tortitas que no quieren ninguna tortita nunca más después de comerse una tortita en su cumpleaños o en Navidad o en Pascua o en el día que sea en el que se desayuna tortitas en lugar de desayunar sólo cereales o tostadas o gofres o tostadas francesas o algo así en lugar de desayunar sólo cereales o tostadas o gofres

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario