El año sin Michael de Susan Beth Pfeffer – Reseña del libro

Se ha considerado que ningún niño jamás ha mantenido unido un matrimonio y mucho menos salvar lo que constituye la unidad familiar completa. Es cierto que las personas han permanecido vinculadas por el contrato y permanecieron dentro de los mismos muros. por el bien de los niños. Pero el matrimonio estaba condenado si el amor, el cuidado y el respeto de cada miembro por el otro se desintegraban en las llamas del apasionado interés propio hasta la exclusión del otro. Jody se convirtió en el elemento básico de la estabilidad cuyas puntas punzantes pincharon el orgullo de la madre y el padre en un intento de salvar lo que estaba atado al infierno en una canasta. Perdió a un hermano, pero salvó a una familia gracias a su capacidad única para separarse del problema que amenazaba con destruir la unidad familiar, pero finalmente, a través de sus esfuerzos y perseverancia, la mantuvo unida como se pretendía originalmente en el matrimonio.

Linda y Tom Chapman se tomaron un respiro el uno del otro para pensar sobre lo que debería haber sido pensamiento a lo largo de la relación matrimonial. Jody, la mayor de tres hijos, sobrevivió a una miríada de dificultades con un padre que parecía inusualmente antipaternal; una madre cuyo temperamento, prejuicios, ira y desilusión con sus propios sentimientos de fracaso como madre y esposa deformaron su sentido de los valores hasta el punto de la locura; una hermana menor, Kay, cuyo interés propio aumentó a proporciones cósmicas poco comunes; y un hermano entre ellos, Michael, que desapareció sin dejar rastro para siempre. ¿Podrá esta familia permanecer intacta bajo la presión de la sociedad que empatizó con ellos pero se mantuvo distante de lo que temían que les pudiera pasar? Jody absorbió la mayor parte del aluvión de interrogadores curiosos en la escuela secundaria, mientras que Kay se convirtió en una especie de celebridad en la escuela secundaria. Kaye estaba decidida a que su hermano mayor ya estaba muerto; Jody se negó a perder la esperanza; Linda se obsesionó con su negación fanática; y Tom no hizo prácticamente nada.

La historia indica de manera conmovedora los elementos que emergen linealmente de la tragedia: conmoción, negación, ira, resentimiento y, finalmente, aceptación o resignación. Los miembros de la familia Chapman involucran estas emociones en diversos grados de intensidad a lo largo de la historia, una participación creíble que los empuja al borde de la aniquilación. Ningún matrimonio es perfecto, pero se debe hacer algún esfuerzo para garantizar que los votos de devoción mutua en las buenas y en las malas se respeten incluso cuando las tentaciones de evitarlos o evadirlos sean abrumadoras.

La historia no es sólo una revelación de un episodio trágico que es per se muy real; es una metáfora que representa la encarnación de cualquier tragedia, física, mental o emocional, que puede ocurrirle a una familia y amenazar su integridad.

Evaluación: La historia está escrita como un diario que comienza con la desaparición de Michael y termina con la familia Chapman formando un frente unido para seguir siendo una familia significativa frente a una adversidad increíble. Traza los niveles emocionales de aquellos que se sienten culpables de causar lo que es atribuible al destino, al azar, al accidente, a la negligencia o simplemente a la voluntad de Dios. No hubo un cierre esperado como el lector podría haber anticipado; pero todo en la vida no está sujeto a cierre, ni siquiera la muerte para aquellos que creen en la fugacidad de la vida mortal antes de soportar la supuesta eternidad de la inmortalidad. La desaparición de Michael bien pudo haber sido el evento fortuito que salvó a los hermanos que de otro modo habrían perecido a manos incapaces de unos padres confundidos.

Recomendación: Todos los estudiantes de secundaria y preparatoria podían relacionarse con los problemas que enfrentaba Jody incluso a nivel personal que tenía con ella. novio, Jim, quien la abandonó porque no entendía ni estaba dispuesto a hacer frente a lo que consideraba un comportamiento anormal. Es una historia que puede ayudar a los estudiantes a revelarse a sí mismos su sentido de los valores.

Enseñando: Los personajes se prestan a análisis en profundidad por métodos que investigan lo que dicen y lo que hacen para revelar sus valores. Los estudiantes pueden equiparar sus valores con los de cualquiera de la familia Chapman, los abuelos (por parte del padre, en este escenario) o los compañeros con los que están asociados. También pueden determinar qué pasos tomarían para evitar que les suceda tal evento o para enfrentarlo si sucediera.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario