La importancia de leer

Es un hecho bien conocido que cuando no había televisores ni computadoras, la lectura era una actividad de ocio primordial. La gente pasaría horas leyendo libros y viajando a tierras lejanas en sus mentes. La única tragedia es que, con el tiempo, la gente ha perdido la habilidad y la pasión por la lectura. Hay muchas otras opciones interesantes y emocionantes disponibles, además de los libros. Y eso es una pena porque la lectura ofrece un enfoque productivo para mejorar el vocabulario y el poder de las palabras. Es aconsejable disfrutar de al menos media hora de lectura al día para mantenerse al tanto de los diversos estilos de escritura y nuevo vocabulario.

Se observa que los niños y adolescentes amantes de la lectura tienen coeficientes intelectuales comparativamente más altos. Son más creativos y les va mejor en la escuela y la universidad. Se recomienda que los padres inculquen la importancia de la lectura a sus hijos desde los primeros años. Se dice que la lectura ayuda significativamente a desarrollar el vocabulario, y leer en voz alta ayuda a construir un fuerte vínculo emocional entre padres e hijos. Se observa que los niños que comienzan a leer desde una edad temprana tienen buenas habilidades lingüísticas y captan mucho mejor las variaciones en la fonética.

Leer ayuda en el desarrollo mental y se sabe que estimula los músculos de los ojos. La lectura es una actividad que implica mayores niveles de concentración y se suma a las habilidades conversacionales del lector. Es una indulgencia que potencia los conocimientos adquiridos, de forma consistente. El hábito de la lectura también ayuda a los lectores a descifrar nuevas palabras y frases que encuentran en conversaciones cotidianas. El hábito puede convertirse en una adicción saludable y se suma a la información disponible sobre diversos temas. Nos ayuda a mantenernos en contacto con escritores contemporáneos, así como con los de antaño, y nos hace sensibles a los problemas globales.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario