niños chinos durante la revolucion cultural leen libros rojos

Desde hacía unos años la política económica de Mao, como la de muchos paraísos socialistas, había sido un fracaso clamoroso. Las compañías no funcionaban, el sistema de transporte era ineficaz, la rentabilidad del campo era mínima, el desempeño de los trabajadores mínimo y esto se tradujo en pobreza y escasez con la consiguiente muerte de millones de chinos que no debían comer. El sistema chino se encontraba culpado al colapso económico y humano. Frente este panorama y con vistas a perpetuarse en el poder, Mao se inventó este nuevo término cuya única finalidad era que el Partido Comunista Chino alcanzara las misiones que él se había propuesto, dejando en el sendero a todos los que le tengan la posibilidad de realizar sombra. Para hallar sus propósitos Mao represalió a los que consideraba a sus contrincantes como Luo Ruising, máximo responsable del Estado Mayor del Ejército Habitual de Liberación, al que reemplazó a Lin Biao, que logró el control de las fuerzas armadas chinas para arrancar una política de represalias y control de la sociedad.

En 1966 Mao publicó su célebre Libro Colorado, traducido al poco tiempo a decenas y decenas de lenguas, recopilación de citas y contenidos escritos efectuada por su colaborador Lin Biao, exactamente el mismo que había logrado imponer a la China el culto a la personalidad del dictador. Este libro se transformó en un icono en Occidente y en el instrumento fundamental para el adoctrinamiento ideológico de la sociedad china en el momento en que el maoísmo reemplazó al marxismo-leninismo como pensamiento ideológico de la Revolución Cultural. Desde la aparición del Libro Colorado, todo en el momento en que se publicaba en China debía integrar citas o contenidos escritos de Mao. Los jóvenes estudiantes debían recitar el libro de memoria y lo mismo sucedía en los centros de trabajo, en el ejército y en las distintas esferas de la administración.

Todo comenzó con el presidente Carter

Las cosas en China podrían haber seguido igual para el cristianismo en el país, sino más bien fuera por la tarea diplomática que se efectuó a lo largo de la administración Carter, la que logró un cambio de enfoque de China, el menos parcial, con en comparación con cristianismo.

El origen de Amity Printing Company está íntimamente relacionado con la asamblea que tuvieron Deng Xiaoping y el entonces presidente estadounidense, Jimmy Carter, en 1979.

Deja un comentario