ventajas del juego libre en el aula de infantil

Los horarios de la mayoría de las academias guardan un espacio para lo que conocemos como juego libre. ¿Qué concepto tiene este término y de qué manera tenemos la posibilidad de realizarlo con corrección? Hagamos ahora una reflexión sobre nuestra última experiencia en las salas.

Tras nuestro paso por el Congreso En todo el mundo de Educación Infantil llamado «Intentando encontrar la excelencia didáctica», pudimos llegar a la conclusión de que nuestra escuela y su filosofía didáctica tenía una pequeña incoherencia en relación a la manera de ordenar las salas a relación a los instantes de juego libre que acostumbran a celebrarse a lo largo de nuestras jornadas institucionales.

El papel del adulto

El adulto debe tener un papel de acompañante, ver que el niño esté seguro, tenga sus pretensiones cubiertas y accionar y también entorpecer en el juego en la situacion que sea preciso (por servirnos de un ejemplo si son múltiples pequeños y existe algún enfrentamiento o si hay un límite predeterminado en el que a determinada hora nos bañaremos) o caso de que el niño lo solicite.

  • El hecho de rememorar nuestra niñez y rememorar los instantes de juego, de conectarse con uno mismo, con el niño que fuimos.

¿Juego libre o dirigido?

Así sea en la escuela o en el hogar, con frecuencia se eligen las ocupaciones guiadas al juego libre. Con frecuencia, planteamos al niño un concepto de juego, una actividad, en vez de dejar que impruebe como quiera. Sí, el juego dirigido –singularmente en el momento en que está destinado a la lectura oa las matemáticas– tiene un interés pedagógico indiscutible. No obstante, continúa soñado, estructurado y también «impuesto» por el adulto, al tiempo que el juego libre da un el mismo instante de imaginación concreto para cada niño.

El juego libre, si bien parezca repentino y también impredecible, es un espacio de confort, imaginación y independencia. Es fundamental para la construcción del niño.

Las fases del Juego

Desde el nacimiento hasta los 2 años y medio.

Radica por una parte en examinar las opciones de su cuerpo y de los elementos próximos de su ambiente. Para el niño pequeño es un juego entretenido y también atrayente coger y tirar elementos, subir una escalera, subir a una silla, arrastrar cosas, almacenar y sacar elementos de una cesta, escoger, organizar, alinear y apilar elementos…

) Juego manipulativo

Toda actividad donde los pequeños manipulen elementos es efectiva para su avance. Y son válidos elementos como lapiceros, plastilinas, piedras, bloques de madera, fichas o cartas; todos esos materiales que dejan a los pequeños un juego completamente libre. Desde él van paulativamente progresando en capacidades motoras finas, lógico-matemáticas y capacidades sensoriales.

Los títeres y los disfraces entretienen bastante a los pequeños pequeños. Y, como sucede con el juego simbólico, esta clase de actividad influye en el avance de sus capacidades sociales y en su estudio sensible. Pues los pequeños tienen la posibilidad de jugar representando ocasiones que mezclan la vida real con sus fantasías y sueños.

Deja un comentario