wendy contando cuento a los niños perdidos con un libro

Esa noche no le aguardaba. Ni lo previo. No la que antecedía a estas 2. En verdad, hacía un buen tiempo que no miraba en la ventana, tanto, que comenzaba a preguntarse si todo aquello no fue un sueño; un sueño bonito y también profundo que le sirvió para percatarse de que la vida avanza, avanza… sucede. Desees o no, pasa. Y que Mai Mai no era un espacio increíble, pero no su lugar.

Final

Creador: James Matthew Barrie

La auténtica historia de Peter Pan

historia de Peter Pan? Revela el fantástico cuento de Peter Pan, un niño que jamás medra y al que no le agrada el planeta de los mayores. Acompañado de Campanilla y los pequeños perdidos va a vivir aventuras excelentes en el País de Jamás Jamás increíble!

Érase una vez una pequeña llamada Wendy que tenía 2 hermanos pequeños: Juan y Miguel. Cada noche, Wendy les contaba las aventuras de un niño muy aventurero que vivía en el País de Mai Mai y que un día prometió no medrar jamás. Su nombre era Peter Pan. Los cuentos de Wendy eran tan espectaculares que no solo sus hermanos escuchaban y también pensaban las aventuras de Peter, nuestro Peter Pan se sentaba cada noche en el alféizar de la ventana y las escuchaba asimismo atentamente. Una noche, Wendy despertó al notar una luz que flotaba en la ventana. Al arrimarse se percató de que tenía que ver con Peter Pan y de su hada, Campanilla. Wendy chilló: WENDY: ¡Es Peter, es Peter! Y sus hermanos despertaron y brincaron de alegría con ella. Peter les invitó a volar con él al País de Mai Mamás, pero antes, les explicó de qué manera llevarlo a cabo. PETER: Solo precisa algo de polvo mágico de hada y meditar en algo que le realice muy contentos. WENDY: ¡Qué simple! Campanilla sobrevoló a los tres hermanos liberando sus polvos mágicos, y en el momento en que reflexionaron en sus recuerdos mucho más alegres… ¡comenzaron a elevarse! PETER: ¡Sígueme! Y de este modo, todos juntos volaron hasta el País de Mai Mai. Al llegar, Peter solicitó a Campanilla que acompañara a los tres hermanos hasta el Campamento. No obstante, Campanilla asintió recelosa por la pequeña Wendy, se adelantó y ha dicho a los Pequeños Perdidos que tenía que ver con una oponente de Peter y que debían derribarla. En el momento en que llegaron a las puertas del Campamento los Pequeños Perdidos comenzaron a echar piedras a Wendy, y lograron que cayese al suelo, pero en ese instante llegó Peter y, en el momento en que se enteró de lo que había hecho Campanilla, se enojó mucho y deseó desterrarla. WENDY: ¡No es necesario! Estoy segura de que Campanilla está muy arrepentida… Peter accedió a dejar a Campanilla quedarse, y continuó con los tres hermanos hasta un árbol enorme con una puerta segrega. Por la parte interior, el árbol se encontraba vacío, y vivían allí los Pequeños Perdidos, pequeños que, como Peter, jamás deseaban hacerse mayores. Los Pequeños Perdidos se han quedado con Juan y Miguel y se les llevaron a conocer a los indios de la aldea. Mientras que Peter salió con Wendy a riberas del mar a fin de que viese las hermosas sirenas que vivían allí. Pero en el momento en que llegaron… ¡Peter vio de lejos el barco del Capitán Garfio! El capitán Garfio anhelaba matar a Peter y se encontraba presto a lo que fuera para lograrlo. Peter, además de esto, vio que en el barco asimismo se encontraba Tigridia, la princesa india de la aldea. El Capitán Garfio tenía pensado abandonarla atada a una roca a fin de que la marea se la tragara. Peter Pan voló hasta el barco y allí luchó contra el Capitán Garfio hasta el momento en que resultó victorioso. Liberó a la princesa Tigridia y esa noche todos festejaron una celebración en el árbol misterio. Pero el Capitán Garfi pensó en otro plan para terminar con Peter Pan. Sabiendo de los celos de Campanilla, la engañó a fin de que le revelase dónde estaba el refugio del árbol mágico. El Capitán garfio raptó a Wendy, Juan y Miguel y los anudó al palo de su barco. Allí les descubrió sus proyectos: había puesto en el árbol una bomba que explotaría a medianoche, en el instante en que Peter abriese una carta falsa que el maligno había dejado representando a Wendy.

Peter Pan y el País de Mai Mai, una historia llena de aventuras para los pequeños

Érase una vez, a las afueras de Londres, tres hermanos que se llamaban Wendy, John y Michael . La hermana mayor, Wendy, siempre y en todo momento les contaba historias para reposar a sus hermanos pequeños. Cada noche les relataba un cuento diferente, pero indudablemente, el preferido de todos era lo que ocurría en un espacio lejano, popular como «El País de Mai Mamás», donde vivían Peter Pan y el hada Campanilla. Allí ningún niño se transformaba en adulto y podían jugar y entretenerse para toda la vida.

Noche tras noche estos espectaculares cuentos sobre la vida de Peter Pan cobraban vida en la habitación hasta el momento en que los pequeños se dormían y Wendy se iba a la cama. No obstante, una noche, en el momento en que ahora el sueño había comenzado a irrumpir sus ojos, los pequeños vieron una lucecita que se movía dentro de la habitación. Trataron de distinguir qué era lo que provocaba esa pequeña luz, y de súbito se sorprendieron al notar que en su habitación se encontraba Campanilla!, la pequeña hada que siempre y en todo momento acompañaba a Peter Pan.

Deja un comentario